Hispalinux demanda a Microsoft ante la UE por el Secure Boot de Windows 8

La asociación española sin ánimo de lucro, Hispalinux, ha interpuesto una demanda contra Microsoft por la implementación de la función de ‘arranque seguro’ en los nuevos equipos con sistemas de entrada/salida UEFI y Windows 8.

Nos equivocamos pensando que la publicación por la Linux Fundation del Secure Boot System oficial de Microsoft para Linux, que permite a los desarrolladores independientes su implementación en cualquier distribución Linux para arranque en este modo seguro junto a Windows 8, acabaría con este polémico asunto, enfocado por Microsoft como ‘medida de seguridad’ pero que lleva casi dos años coleando.

Y más que va a rodar al conocer por nuestros compañeros de MuyLinux, la denuncia interpuesta por Hispalinux (una de las asociaciones de promoción de GNU/Linux y en general de software libre más longeva y grande en España) contra Microsoft.

La asociación considera que el UEFI Secure Boot que controla el arranque del PC es un “mecanismo de obstrucción” y obliga a los usuarios a pedir claves a Microsoft para instalar otro sistema operativo. En la demanda, de catorce páginas, se pueden leer argumentos como estos:

“El Secure Boot System es absolutamente anticompetitivo… Es muy perjudicial para el usuario y para la industria europea de software… Es, de facto una cárcel tecnológica para los sistemas de arranque de las computadoras, haciendo a la plataforma Windows de Microsoft menos neutral que nunca”.

La demanda contra Microsoft no llega en buen momento tras la sanción de 561 millones de euros de la UE al gigante del software, por no ofrecer la pantalla de elección de navegadores (ballot screen)en 28 millones de equipos con Windows 7 SP1, incumpliendo las medidas correctoras fijadas para ofrecer a los usuarios navegadores web alternativos a Internet Explorer en sistemas operativos Windows.

Fuente

BarnaHosting Alojamiento Web cPanel y Registro de Dominios

Hosting Barnahosting

Hosting Barnahosting

 

You may also like...

Deja un comentario